Música de arpa latinoamericana

Bienvenidos a mi sitio web y al especial mundo de la música de arpa.

 

Con corazón y alma muestro la inmensa riqueza del sonido del arpa paraguaya,
despertando deseos y sueños, dejando que los estados de ánimo sean casi tangibles.
Esta especial arpa tiene un sonido único. Su música, con ritmos entrelazados y muy vivos, que genera melodías conmovedoras y fascina al público de todo el mundo.
Gracias a su temperamento ardiente, su pasión contemplativa y su brillante virtuosismo, la música de arpa de América Latina es excepcionalmente rica y multifacética. No sólo es adecuada para conciertos públicos, sino especialmente como punto culminante musical o escenario de fiestas privadas, eventos de empresa, exposiciones, ceremonias o cualquier tipo de ocasión festiva, siempre que quiera disfrutar de un ambiente noble, festivo, y a la vez exótico.

 

Hermosos movimientos - Dinámico virtuosismo - Toques inolvidables!

 

 

Arpa paraguaya

 

El arpa paraguaya es mi modelo de arpa favorito. Desde un punto de vista estructural y técnico, es el arpa latinoamericana más madura. Está hecha de madera ligera del cedro paraguayo y cuenta con 37 cuerdas de nylon que se tocan con las uñas. La unión de estos elementos le proporciona un sonido brillante, claro, y al mismo tiempo cálido. Las arpas barrocas introducidas en el Nuevo Mundo por los misioneros europeos de finales del siglo XVI al siglo XVIII (conocidas como Arpa Colonial y Arpa Misional) se han convertido en la actualidad en una parte importante de la identidad musical y cultural en Paraguay, Venezuela, Colombia, México y los Estados Andinos.


El álbum actual

 

La producción de este álbum fue motivada por el deseo de un simpatizante de renombre. Quería un disco que mostrara piezas legendarias de música sudamericana: por ejemplo, la canción Anahí, que aprendió en la escuela cuando era niño en Argentina - interpretada y arreglada por mí, y para mi arpa como instrumento principal. De esa manera pude satisfacer mi pasión por el arreglo, y le proporcioné una identidad clásica folclórica, a las canciones Orfeu Negro, Anahí, Alfonsina y el Mar, Por una Cabeza, Lejanía y Asunción.
La combinación del arpa paraguaya con dos violines y un violonchelo se ejecuta aquí por primera vez, haciendo de esta grabación algo único. En otras piezas, complementé el arpa con bandoneón, flautas, charango, ukelele y percusión – dependiendo del carácter y la identidad de la música.